Uno de amor


 Hace un corto tiempo, en mi entrada de los Liebster, me preguntaron si estaba enamorada, mi respuesta fue que si, y también comenté que estarlo me había enseñado muchas cosas sobre el tema. Porque uno cree que conocer el amor, cree saber lo que es sentirse completamente idiota, vulnerable y a veces un poco dolido, pero nada de lo que creemos saber se compara con la realidad. 

Crecí con las películas de Disney, siempre creí que un día aparecería alguien heroico y perfecto en el momento indicado y que seria amor a primera vista. ¿Me culpan? Pero a medida que fui creciendo me di cuenta que no todo era así, la vida se aleja demasiado a esas viejas películas. Cuando fue la hora de enamorarme no se pareció en nada a Disney, porque resulta que no era para nada el momento indicado, él no era perfecto, y tampoco lo era yo, y no fue amor a primera vista. ¿Pero qué tan importante es el cómo de una relación? Lo importante no es tener una bonita historia de amor, sino un bonito día a día, quizás si tenemos suerte, por el resto de nuestras vidas. 

Estar enamorada me enseñó que no existen los amores perfectos pero sí amores incondicionales y me refiero a esos amores que sobreviven los momentos de duda y enojo. Amores que sobreviven las tormentas que se presentan, esos valen la pena. 

 El amor nunca es como queremos, nunca es perfecto, pero son esos momentos de imperfección en los cuales los verdaderos sentimientos salen a la luz. Y son esos momentos de incertidumbre donde se presenta la mayor cuestión, irnos o quedarnos. Pero si el amor es verdadero, luchamos para quedarnos donde estamos y con quien estamos, porque aún con todos los errores o torpezas sabemos que ese es el mejor lugar para estar.  

Comentarios

  1. A día de hoy pienso lo mismo porque lo que estoy viviendo no se parece en nada a lo que he tenido anteriormente.

    Me ha encantado leerte *-*

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que con estas cosas se aprende en el camino. Que bueno que estes pasando por tan linda época :)
      Gracias por pasar. Saludos!

      Eliminar
    2. Huy!, y lo que le falta por aprender y vivir XD
      *ando de metiche XD*

      Eliminar
  2. Valla, has dado en el clavo con esto.
    Sin duda alguna la mayo prueba de amor esta en "esos momentos de incertidumbre donde se presenta la mayor cuestión, irnos o quedarnos" Mi historia de amor fue perfecta, pero porque precisamente no fue "perfecta" como las de Disney, alguna novela o historia común de amor, pero creo que eso es lo que la hizo única y verdadera al sentimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, no habrá sido "perfecta Disney" pero lo importante es que sea real, eso es todo lo que se necesita.
      Que bonito oír que tenes una historia de amor así y pasas por tan lindo momento :)
      Muchísimas gracias por pasar Helena, saludos!

      Eliminar
  3. ->"El amor nunca es como queremos, nunca es perfecto, pero son esos momentos de imperfección en los cuales los verdaderos sentimientos salen a la luz" <-
    ¿Que podemos hacer si crecemos con hermosas historias de amor perfecto que hablan de personas "normales"? Muchos en su momento vivimos con la idea de que el amor es como en las películas, series y demás, en mi caso me paso, el ser hombre no me impidio que tuviera como una ilusión un amor como en las series anime (aunque eso es normal de todo tio que ve anime XD) y como es usual, me quede esperando XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja bueno, pero nunca es tarde, no? No puedo opinar mucho sobre amores de anime porque no los conozco, pero estoy segura que en algún momento tendrás tu historia y será mil veces mejor. Todos los comentarios de arriba me apoyan jaja.
      Muchas gracias por leer y por comentar :)

      Eliminar
  4. Personalmente nunca he creído en el amor incondicional. Creo que el amor, así como la amistad, debe trabajarse, pulirse y requiere un gran esfuerzo para mantenerse. Pero vale la pena; el amor vale la pena. A veces me pregunto si de verdad he estado enamorado; a veces creo que sí y otras que no. Me alegro mucho que lo hayas conseguido, no hay mejor sensación. Las historias de Disney son dos personas que se aman sin conocerse. La vida real es mejor, porque te da la gratitud saber que tu escogiste a esa persona, luchas por ella e hizo lo mismo por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor vale la pena, nunca mejor dicho. Y es cierto que el amor, en todas sus formas y hacia quien sea necesita de trabajo y compromiso, por eso a veces es difícil mantenerlo.
      Y la vida real es mejor, pero solo a veces jaja. Muchas veces me gustaría que mi único problema fuera no ir al baile en el castillo.
      Saludos y gracias por pasar!!

      Eliminar
  5. ¡Hola Mica! Me ha encantado la entrada.
    Me gustaría que te pases por mi blog para ver qué te parece y si te gusta, quédate por favor.

    http://buscandotelibro.blogspot.com.ar/

    http://pensamientosenelahora.blogspot.com.ar/

    Un abrazo y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te haya gustado!! Te invito a visitar mas entradas del blog :)
      Ahora paso por tu blog. Saludos!

      Eliminar
  6. Yo también crecí con Disney y llegado el momento de la verdad no entendía por qué todo tenía que ser tan complicado. Me gusta muchísimo como escribes así que me quedo por aquí.
    Un saludo desde mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disney, creador de falsas esperanzas desde 1940..
      Muchas gracias por pasar, me alegra mucho que te guste y que decidas formar parte del blog :)
      Saludos!!

      Eliminar
  7. ¡Hola! Que hermosa entrada! Ya te estoy siguiendo!

    Te dejo el mio por si querés darte una vuelta: http://livingamongpages.blogspot.com.ar

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Claudia!! Que bueno que te haya gustado.
      Ya me paso por tu blog :) Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog crece con opiniones y críticas. No dudes en comentar!

Entradas populares de este blog

Reflexión de un día gris.

Proyecto I - Diez

El hombre que venció sus miedos