19 de abril de 2016

Pies para que los quiero.






 Desearía poder volar
 Desearía que dos grandes y poderosas alas brotaran de mi espalda como símbolo de libertad.

 Estoy segura que todos alguna vez necesitamos tomar vuelvo. Tomar distancia y adentrarnos en el cielo nocturno.
 Al menos eso es lo que yo haría, cada noche de luna llena volaría lo mas alto posible, hasta cansarme, hasta ya no pensar en nada salvo en esa brillante luz que me atrae.

 Desearía sentir el viento en mi cara, un golpe de realidad justo en el rostro en esos momentos donde mis mejillas se humedecen.
 O quizás solo deseo pausar el tiempo. Dejarme llevar por la corriente de aire y ver donde me lleva, ver que no siempre todo es tan malo.

 Desearía volar para huir de todo, y de todos, cuando se me diera la gana, cuando las cosas se pongan feas.
 Quizás sólo necesito un descanso. De la gente, de las responsabilidades, de la rutina. Sólo un rato, lo suficiente para cuando vuelva todo haya pasado.

 Cuando todo se pone mal, abrumador, insoportable, sólo desearía tener alas para desaparecer.


8 comentarios:

  1. Hay frase de una canción que me gusta mucho; dice: "Muchos de mis viajes más provechosos, los he hecho en mi cuarto al cerrar los ojos". Tal vez sea posible volar, ¿no?. No tenemos alas, pero tenemos imaginación, creatividad, sueños...

    Excelente post. Corto, pero me gustó mucho leerlo. Un saludo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy cierto John, tenemos nuestra propia cuota de libertad en algunas pequeñas cosas que nos rodean.
      Muchas gracias por pasar, saludos!!

      Eliminar
  2. Una vez soñé que volaba fue hermosamente maravilloso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que sí, que lindo sentimiento debe haber sido. Gracias por pasar :)

      Eliminar
  3. ¿Quien no ha querido volar alguna vez? Sin duda ir en avión es lo mas parecido, así imaginas tantas cosas ahí arriba viendo desde la ventanilla todo el mundo bajo tuyo, todo el cielo a tu par, y las estrellas aun por encima tuyo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente nunca tuve la oportunidad, pero cuando lo haga pensaré en tus palabras sin duda. Yo creo que uno desde las alturas podría adquirir un poco de perspectiva.

      Eliminar
  4. Hay frase de una canción que me gusta mucho, dice (si, ando remedando porque también me acorde otra canción): Si l'oubli te tend ses bras, Accroche-toi à mes ailes (que se traduce como: Si la vida te suelta la mano, aferrate a mis alas.) Esto se me recordó por las metáforas que otros han visto al pensar lo que es volar, pero siento que lo dices de manera literal: tener alas literalmente como un ángel, para volar cada vez que queramos, volar y solo vivir el momento tan envidado que viven las aves... en fin... eso tan hermoso que espero alguna vez sentir en paracaidistas o de esas cosas que te hacen una ardilla voladora en los vídeos de RedBull :P
    Saludos y muy buena vibra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja quizás la solución a todos nuestros problemas sea una RedBull, habría que intentar.
      "Volar y solo vivir el momento tan envidiado", tal cual. Ese momento de libertad que creo sólo se puede alcanzar alejandose de todo este caos.
      Muchas gracias por pasar :) Saludos!!

      Eliminar

Este blog crece con opiniones y críticas. No dudes en comentar!

No te pierdas nada, suscribite!