Carta a un ausente


  A veces pienso en vos. Lo hago bastante seguido en realidad, a veces ni siquiera lo hago a propósito, sólo tengo flashes de recuerdos mientras hago mis cosas cotidianas.

  De repente se me viene a la mente tu imagen, tus ojos chuecos, la mancha en tu nariz, tus dientes torcidos, pienso en todas esas pequeñas cosas que te caracterizaban.

  Otras veces sólo recuerdo las cosas que solías hacer, recuerdo como roncabas, o como podías ganarte el corazón de cualquier persona nada más con tu mirada.

  Lo peor es cuando se me viene a la cabeza el momento confuso en el que me dijeron que ya no estabas con nosotros. Todavía lo veo como si hubiera sido ayer, porque la verdad es que no creo poder olvidar ese momento, olvidar esa sensación horrible en mi pecho de saber que ya no te vería. Tuve la suerte de poder despedirme, te dije todo lo que siempre quise decirte, y te juré que nunca te iba a olvidar.

  Y no te olvido, es imposible olvidarte, pero la cuestión es que cada vez que me acuerdo de todo eso, de cualquier cosa que tenga que ver con vos, algo en mi pecho se oprime y duele, mucho. Dolió hace casi seis meses y sigue doliendo todavía ahora. Mi mayor pena es que nunca pudiste entender lo que estaba pasando, nunca pudiste ver que te estábamos cuidando. 

  Quisiera decir que algún día voy a dejar de sentir ese dolor pero no creo, porque extrañarte es una de las cosas más duras que me tocó vivir y todavía estoy descifrando como existir sin vos a mi lado cada día. Ese día te hice varias promesas, aún no puedo cumplir la de estar bien sin vos; pero sí mantengo mi promesa de recordarte siempre y de amarte a la distancia.


  Y a pesar de todo no tengo duda de que siempre vas a estar conmigo, te llevo en la piel y en el corazón. Y eso jamás va a cambiar. Siempre fuiste lo mejor que tuve y no vas a dejarlo de ser no importa que pase en el futuro.

  Te extraño tanto que duele pero aún mantengo vivo tu recuerdo. Y me encantaría poder decirte una vez más que te amo, aunque no lo escuches.

Comentarios

  1. Uufff, se me erizo la piel con estas palabras tan sentidas. Precioso realmente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daniela. La verdad que es un texto que brotó desde mi interior, casi sin pensarlo. Eran cosas que necesitaba decir.

      Eliminar
  2. Increíble, me has dejado sin palabras, me ha encantado.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me alegra mucho que te haya gustado, es una entrada muy personal y es lindo ver que la gente acepte esa parte de mí.

      Eliminar
  3. Créeme cuando te digo que se me pusieron los ojos llorosos, muchas de las cosas que escribiste ya las viví y unas aun las sigo viviendo. Yo también tuve esa sensación en el pecho cuando me dijeron que una persona muy importante en mi vida se había ido.
    Un beso y un abrazo muy grande Mica (siempre te digo Mica y ni siquiera se si puedo llamarte así)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lindo saber que alguien entiende de lo que hablo, es una sensación horrible la verdad.
      Muchas gracias por pasar, Nadia. Y si podes llamarme así, o como quieras.
      Otro gran abrazo para vos :)

      Eliminar
  4. Duele... Yo no lo entendia hasta que en algun lado escuche o lei: la muerte de un ser querido no se supera, se aprende a vivir con ella. De igual forma, es importante siempre decir todo lo que sentimos, para no quedarnos con algun pendiente.
    Son momentos dificiles, ni que decir, sabes que estamos contigo y que sabemos por lo que pasas... Un abrazo muy, pero muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, uno se acostumbra a extrañar lamentablemente. No se puede hacer nada más.
      Muchas gracias por palabras, Helena. Significa mucho para mí, y creo que es por esto mismo que amo tener este blog, se forma una comunidad de personas que nunca nos hemos visto pero aún así nos apoyamos unos a los otros.
      Muchas, muchas gracias. Un muy fuerte abrazo paa vos también.

      Eliminar
  5. Sin palabras, maneras de desahogarse hay varias, y una de las mas bonitas son las palabras escritas. Conocerte es un gusto, por desgracia conocer estos momentos y sentimientos que rondan por dentro tuyo suele ser un poco duro y difícil para los lectores, al menos para mi, por un lado me ha gusto el Post, pero sabiendo el significado no sé como reaccionar y mucho menos como te tomarías esa reacción. En fin, ya lo dije XD
    Mi estimada Mica... un abrazo muy fuerte, te comprendemos y esperamos puedas sobrevivir con esto de la manera como lo hacemos casi con todo lo negativo: Inconscientemente.
    Saludos y muy buena vibra!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo que decís. A mí me sirve muchísimo desahogarme escribiendo, en ese sentido este blog me cambió la forma de afrontar todo lo malo que me sucede.
      Jamás me tomaría mal un comentario (en especial sabiendo que no es malintencionado), asique sos libre de comentar lo que sea. Al menos puedo decir que me alegra que te haya gustado.
      Muchas gracias, y sé que en algún momento aprenderé a vivir con esto, pero todo lleva su tiempo. Por cierto, no se como decirte jaja.
      En serio agradezco tus palabras y devuelvo el abrazo. Saludos!!

      Eliminar
  6. Pude sentir cada palabra conectada a tu corazón. Tu dolor, tu tristeza. Yo pasé por algo parecido y por eso creo que puedo entender, pero digo "creo" porque no todos vemos la perdida del mismo modo. De todas formas, el arte escrito es una de las mejore forma de homenajear un recuerdo, y tú lo has logrado. Hay mucho belleza en esas letras.

    Tú solo vive, Mica. Al final, eso es lo único que se puede hacer.

    Vivir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto las palabras tienen el don de inmortalizar a alguien o algo. Incluso a nosotros que las escribimos.
      Muchas gracias por palabras John, es un texto muy personal y me alegra que lo encuentres bello. Lamentablemente por ahora estoy en la etapa de descifrar como seguir viviendo mi día a día, pero se que lo resolveré.
      Nuevamente muchas gracias por el apoyo. Abrazo

      Eliminar
  7. A veces las perdidas no se llevan en el corazón sino en el alma. Me pasó también a mi tal como lo escribí en una oportunidad en mi blog:

    http://www.walcasar.cl/wp/y-tus-rosas-tambien-te-escuchaban/

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado, hermosísimas palabras. sobrecogedor.
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Samantha, son palabras que brotaron de mí sin mucho análisis. Me alegro que te haya gustado. Otro para vos!

      Eliminar
  9. Todos hemos pasado o pasaremos por momentos como los que describes, algunos lo pasan peor que otros pero en definitiva es el mismo dolor, por eso te entendemos perfectamente.

    Un abrazo muy fuerte y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, a todos nos llega ese dolor. Es lo malo de que nuestro paso por el mundo sea pasajero, todos perdemos a alguien querido.
      Muchas gracias Daniel por el apoyo. Otro abrazo para vos.

      Eliminar
  10. ¡Hola!

    Te he nominado al BookTag, pulsa en el siguiente enlace para saber lo que tienes que hacer: http://persiguiendoasandra.blogspot.com.es/2016/07/best-blog-booktag.html

    ¡Te espero por mi blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por la nominación. La verdad estoy un poco atrasada con retos, nominaciones y demás, pero aún así paso por tu blog :)
      Saludos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog crece con opiniones y críticas. No dudes en comentar!

Entradas populares de este blog

Reflexión de un día gris.

Proyecto I - Diez

El hombre que venció sus miedos