Proyecto III - Cacería (Primera Parte)












 Sé que estuve un poco alejada este mes, pero al menos ahora vengo con algo especial entre manos, algo que vengo planeando hace un tiempo, últimamente estoy trabajando en historias un poco más extensas de lo normal y para no cansarlos decidí subirlos de a poco, algo así como en capítulos. Asique les traigo mi primera historia dividida en entregas.
Para estrenar esta modalidad decidí usar uno de mis disparadores creativos, aunque no puedo decirles cuál porque les arruinaría el final de esta historia.
 No quiero hartarlos de preámbulos, pero sí necesitan saber una cosa. Esta historia no es una historia de amor como se podría sospechar, sólo les pido que sigan leyendo la próxima entrega para entender. Espero que les guste!!



 Cacería


 Era muy entrada la noche, el cielo parecía tan negro que se fundía con el horizonte lejano.
 Estaba a unos kilómetros de la ciudad, en el medio de la 
nada, y la única luz provenía de la luna llena, que se erguía en lo alto del cielo. Él corría por la carretera y sus zapatos hacían ruido al golpear el pavimento. Estaba sudando tanto que las gotas le escurrían por los ojos, pero extrañamente sentía el cuerpo helado. Le dolía todo, puesto que su estado físico nunca hacía sido su mayor cualidad, pero no se podía detener. ¿Verdad? Porque si se detenía quien sabe qué pasaría, pero también tenía en la cabeza otra pregunta, ¿qué haría al llegar? ¿Iría con la policía? Pero ella tenía razón, ¿quién le creería? No tenía idea de lo que haría al llegar, lo único que sabía es que no podía detenerse asique solo siguió corriendo a la luz de la luna, esperando despertar de una horrible pesadilla.




  Su nombre era Alicia y era nueva en la ciudad, como es de esperarse toda la ciudad estaba más que intrigada con aquella peculiar jovencita. Sus padres habían comprado una casa al otro lado de la colina, muy alejado de tumulto, quizás era esa la razón por la cual nunca nadie los había conocido, sólo conocían a la revoltosa Alicia y eso era todo. En una ciudad tan pequeña y aburrida como ésta, la nueva familia misteriosa llamó mucho la atención.
 Sin duda ella destacaba entre el tumulto de gente ordinaria, su cabello largo negro como el azabache, sus ojos todos pintarrajeados del mismo color, sus orejas repetidamente perforadas, esas ruidosas botas de tacón, y peor aún esas escandalosas pulseras que llevaba en ambas muñecas, pulseras de cadenas gruesas llenas de pequeños dijes de todas las formas y colores que resonaban como cascabeles cuando ella caminaba.
  Por supuesto que Victor estaba asombrado con ella, él siempre había llevado una vida aburrida, cumpliendo todos sus deberes como se supone, haciéndole caso a sus padres, y siempre portándose como “el jovencito que debía ser”, al menos esas eran las palabras de su madre, entonces cuando la extraña y misteriosa chica llegó el sólo quedó embobado. Ella representaba toda la rebeldía y libertad que él siempre había añorado y se moría por una probada de esa vida. Aunque claro también estaba el factor edad, él había cumplido los diecisiete hacía poco y su mejor amigo ya tenía novia, una jovencita muy bonita y amable. Él veía lo feliz que su amigo estaba y no podía evitar sentir un poco de envidia, tenía la ilusión de que Alicia llenara ese lugar en su vida. Pero sabía que ella nunca le prestaría atención a una chico tan común como él, ella seguramente solía estar con chicos que se pintan de negro los ojos y andan en su motocicleta poderosa, también negra asique sólo le limitó a mirarla en los pasillos de la escuela, con ese estrepitoso ruido que hacían sus pulseras al caminar.

  Él nunca creyó tener una oportunidad con ella, y por eso se asombró tanto cuando un día  a la salida ella se acercó con una sonrisa seductora en su rostro y entabló conversación. O más bien “conversación”, ella fue muy directa, se paró a su lado y se apoyó en la pared con los brazos cruzados sobre su pecho. 

 -          Asique, ¿qué hay entre ese amigo tuyo y la chica que viste demasiado de rosa?
  Él quedó boquiabierto un segundo y cuando recuperó la compostura contestó: 
 -          Están… son novios.- concluyó.
  Alicia asintió con la cabeza varias veces, divertida por las miradas que recibía de esos chicos aburridos.
 -          Eso es genial. Me gustan las historias de amor. Las parejas jóvenes que comparten un amor tan ciego y cliché me causan mucha ternura.- descruzó los brazos y comenzó a jugar con un dijo de su pulsera izquierda, era un sol de un metal azul que Victor nunca había visto.
 -          ¿Por qué tantas?
  Ella se quedó quieta y lo miró de refilón. Su sonrisa de repente se hizo oscura y misteriosa, una sonrisa contagiosa que provocó que él se la devolviera.
 -          Si te digo tendría que matarte luego.- y le guiñó un ojo al embelesado Victor.   
 -          Vale la pena el riesgo.
  Así de fácil él había caído en su juego. Un juego que Alicia había jugado centenares de veces. Siguió bobeando con su dije, retorciéndolo entre sus dedos.
 -          Quizás podría decirte,- se acercó a él y aclaró en voz baja:- pero en un lugar más privado.
 El corazón de Victor dio un vuelco, ¿esto de verdad estaba pasando? Alicia se dio media vuelta y se marchó. Dejando al pobre chico esperanzado y sólo.


 Segunda parte. 

Comentarios

  1. Hola! Me ha gustado mucho y la foto muy pero que muy acertada. Espero que no nos dejes así y poder leerte pronto.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra mucho que te haya gustado!! No van a tener que esperar mucho, en un par de días ya subo la continuación.
      Gracias por pasar, saludos!

      Eliminar
  2. Pero que buena introducción a la historia!
    Me dejas con ganas de mas lo juro. Mi parte favorita fue lo de las orejas repetidamente perforadas, así están las mías xD
    Un beso y nos estamos leyendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nadia, me alegro mucho que te haya gustado! Y se pone buena en la segunda parte ;)
      Yo ando con ganas de perforarlas pero siempre algo me detiene jaja. Veré cuando pueda hacerlo.
      Gracias por pasar, beso!

      Eliminar
  3. Tengo la senación de que Victor no va a tener un final muy placentero que digamos ¿Estaremos frente a una 'viuda negra'?
    Espero ansioso la proxima parte! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esa expresión la describiría muy bien. Pero tendremos que esperar a saberlo!
      Muchas gracias por pasar y comentar. Saludos!!

      Eliminar
  4. Jajajaja algo me dice que ese Victor se acaba de meter en un problema. Escribes muy bien. Quiero leer pronto la continuación. A ver en que se mete el pobre Victor xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién no se ha metido en problemas por amor? Sin preocuparse que esta noche ya estará subida la segunda parte :)
      Gracias por pasar!

      Eliminar
  5. Otra historia mas con la que me dejan en ansias... ya quiero ver en que termina :D
    todo mundo dándole a Víctor un final, pero yo quiero pensar que quien termina mal es ella :3 XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu idea de ir en contra de todos los demás jaja. La segunda parte ya esta subida asique no tendrás que esperar mucho más ;)
      Gracias por pasar, Helena. Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog crece con opiniones y críticas. No dudes en comentar!

Entradas populares de este blog

Reflexión de un día gris.

Proyecto I - Diez

El hombre que venció sus miedos